RSS
Facebook
Twitter

domingo, 25 de octubre de 2015

SILENCIO

Zenobia Camprubí brilla sola

Zenobia Camprubí brilla sola

Por:  23 de octubre de 2015
Fotografía en cristal de Zenobia leyendo. Nueva York, 1916. Casa Museo Zenobia-Juan Ramón Jiménez de Moguer.
Su nombre y su apellido es Zenobia Camprubí, aunque su presentación siempre haya estado seguida por una coma y la siguiente frase; esposa del premio Nobel Juan Ramón Jiménez. Es una definición correcta, pero esta catalana nacida en 1887 brilla sola. Los avances en los estudios sobre su trayectoria como mujer intelectual, emprendedora y concienciada por la igualdad demuestran que no solo fue la impulsora y gestora de los méritos de su marido, sino una persona visionaria y polifacética. Una muestrasobre sus últimas investigaciones se puede visitar en la exposiciónZenobia Camprubí, en primera persona que se exhibe en el Museo de la Autonomía de Andalucía (Coria del Río, Sevilla) hasta el próximo 10 de enero y este 28 de octubre se presenta en Madrid un libro inédito que recoge sus relatos de juventud.
Una fotografía de Zenobia con su sombrero negro sonriendo en el asiento de piloto de un Chevrolet ilustra que fue una de las primeras mujeres en España en conseguir el carné de conducir, pero esto es solo un dato, sus inquietudes dejaron más hitos relevantes para la época. La doctora en Filología Española y comisaria de la exposición, Emilia Cortés, destaca cuatro aspectos claros en la vida de Zenobia: su personalidad vitalista y positiva; su actitud moderna y viajera; sus acciones pioneras como traductora, mujer de negocios, decoradora, escritora o agente inmobiliaria, y su compromiso con la igualdad social. Escribió Zenobia: “Estoy tan encantada y tan entusiasmada con todo, que no creo que haya ni una persona que disfrute de la vida más que yo”, se lee en uno de sus textos durante su vida de veinteañera y alumna de clases particulares en la Universidad de Columbia de Nueva York. Mantenía la constancia de escribir en un diario sus quehaceres cotidianos, lo que ha resultado fundamental para el estudio de su vida y sus tiempos.

“Tenía una personalidad definida, muy marcada, era muy positiva y le gustaba vivir el momento, el carpe diem”, destaca Cortés, que niega por completo juicios preconcebidos como que fuese una mujer sometida al servicio de Juan Ramón Jiménez, aunque sacrificara incluso su salud para apoyarlo. “Ella lo amaba y lo admiraba. Estuvo con él porque quiso estar ahí. Si hubiese querido dejarlo, lo habría hecho sin problema”, defiende Cortés, que recuerda que los padres de Zenobia se separaron. Decidió así entregar su vida al genio de su marido. “Como no me casé hasta los veintisiete años, había tenido tiempo suficiente para averiguar que los frutos de mis veleidades literarias no garantizaban ninguna vocación seria. Al casarme con quien desde los 14, había encontrado la rica vena de su tesoro individual, me di cuenta de que el verdadero motivo de mi vida había de ser dedicarme a facilitar lo que era ya un hecho y no volví a perder más tiempo en fomentar espejismos”, escribió Camprubí, que tradujo permanentemente a Juan Ramón y como hito profesional haría lo mismo con otro premio Nobel admirado por ella, el indio Rabindranath Tagore.

Zenobia y Juan Ramón, 1954. Sala Zenobia y Juan Ramón Jiménez, Universidad de Puerto Rico
Su amor al genio se compaginó con el avance por los derechos sociales y de la mujer. Fue miembro destacado del Lyceum Club Femenino, una asociación de mujeres intelectuales fundada en el Madrid de 1926 para promover la igualdad de género, y durante un tiempo fue secretaria del Comité de Becas de la Junta para la ampliación de estudios de alumnas de la Residencia de Señoritas, lo que le permitía abrir España al exterior y estar en contacto permanente con el mundo extranjero que tanto añoraba tras haber pasado media vida en Norteamérica. Abrió las primeras líneas de exportación de artesanía popular española a Estados Unidos con el trabajo en talleres de bordado y decoró instancias de instituciones internacionales a las que también era invitada por su trayectoria. “En España era una mujer adelantada a su tiempo, durante su juventud tuvo sus pandillas mixtas en América, asistía a reuniones, salía a caminar sola… unos avances que contrastaban con la vida en España y que le supusieron cambios bruscos”, analiza Cortés.  
Uno de esos choques fue el aterrizaje en La Rábida (Huelva) en 1909 tras varios años en Estados Unidos. Al llegar creó una escuela de alfabetización para hijos de jornaleros y años más tarde organizaría también otra casa de protección de niños de la guerra en Madrid. “Empeñó hasta plata y joyas para mantener a esos menores”, apunta Cortés. El gesto amable con el que la pintara Joaquín Sorolla en un retrato fue reflejo de su actividad humanística, que se compaginó también con la participación en los Roperos, unas reuniones de señoras que se unían para tejer, coser, tricotar y donar posteriormente las prendas a las personas más necesitadas.
Una caja de hilos de exportación como los que probablemente usara para bordar forma parte de la muestra, que junto a un álbum de recuerdos de Zenobia, en el que aparecen bocetos a lápiz, postales, cartas de un enamorado o la tarjeta de admisión de la Universidad de Columbia son algunos de los 200 objetos que recoge la exposición, que se llevará posteriormente a Moguer, localidad natal de Juan Ramón, y probablemente también a Cataluña. La bienvenida al recorrido la dará un retrato de familia en el que aparece la respetada criada Bobita, también se podrá leer una carta que escribió con ocho años a una revista norteamericana para la que colaboraría de mayor, un abanico y un bolso personal, o el auténtico certificado de matrimonio. Documentos que han sido recabados del Archivo familiar Zenobia-Juan Ramón Jiménez, la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, el Archivo Histórico Nacional y el Centro de Documentación María Zambrano.
6.B.1.2.
Fotografía de Zenobia. De fondo, el cuadro realizado por Joaquín Sorolla. Sala Zenobia y Juan Ramón Jiménez, Universidad de Puerto Rico
La exposición se ha concebido para celebrar el 60 aniversario de la muerte de Zenobia, que falleció el 28 de octubre de 1956. Esperó viva hasta que le concedieron el premio Nobel a su marido y murió tres días después, tras conocer la noticia. Como homenaje a esta fecha, se presenta este 28 de octubre en la sede de la Delegación de la Junta de Andalucía en Madrid el libro inédito Diario de Juventud. Escritos, traducciones de Zenobia Camprubí (Fundación José Manuel Lara), un elemento más para recordar su propio brillo.

VIII JORNADAS PROVINCIALES “CONSTRUYENDO IGUALDAD” “Educación afectiva y educación sexual desde la infancia. Prevención de la violencia de género”. LOCALIDAD: LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN – 11315 CÁDIZ - LUGAR: PALACIO DE CONGRESOS. Avda. Príncipe de Asturias s/n FECHA: 19 DE NOVIEMBRE DE 2015 PROGRAMA 09:00-09:30 Recepción de asistentes. Entrega de documentación. 09:30-10:00 Acto de inauguración de la Jornada. 10:00-11:30 Conferencia Marco a cargo de Dña. María del Mar Padrón Morales. “Sexualidad(es): Afectos, valores, género y diversidad. Los puntos de partida de la Educación Sexual". 11:30-12:00 Debate reflexivo. 12.00–12:30 Descanso y visita exposiciones. 12:30-13:00 Presentación actividad on line “Con otra mirada”. (Relacionada con la Identidad de Género). 13:00–14:00 Ponencia de Dña. Eva de la Peña Palacios.“La influencia del cine y la literatura infantil y juvenil en los modelos afectivo sexuales que desarrolla nuestro alumnado y cómo detectar para prevenir la violencia de género”. 14:00-16:00 Almuerzo incluído. 16:00-18:00 Talleres simultáneos 1. “Sexualidad: ¿Educar en el miedo o educar en el respeto?”, a cargo de Dña. Paola Fernández Zurbarán; dirigido a Profesorado de Secundaria y orientadores/as. 2. “Educación afectivo sexual en Infantil y Primaria: prácticas pedagógicas y conceptos clave” a cargo del Equipo Pedagógico de Mujeres en Zona de Conflicto; dirigido a Profesorado de Educación Infantil y Primaria. 3. “Coeducando en igualdad a través de la imagen”, a cargo de Dña. Mercedes Sánchez Vico, IES Eduardo Janeiro de Fuengirola; dirigida a Profesorado de Educación Secundaria. 4. “Prevención de la violencia de género. Escuela y Familia a la par” a cargo de Dña. Ana Jiménez Díaz, CEIP Carazony de Coín, Málaga; dirigido a Profesorado de Educación Infantil y Primaria. 5. “Coeducación APPtiva contra la violencia sexual digital“ a cargo de Dña. Eva de la Peña Palacios; dirigido a Profesorado de Educación Secundaria y Educación Permanente. 18:00–09:00 Mesa debate: “La intervención con menores en Violencia de Género”; con la participación de distintos profesionales expertos/as. 19:00 Clausura de la Jornada. Actividad on-line. Será necesario cumplimentar la actividad online para recibir la certificación. Habrá un plazo de diez días para enviar la ficha de la actividad a la dirección jornadaigualdadcadiz2015@gmail.com Actividades paralelas: A. “Plasmando emociones“ a cargo de Dña. María del Carmen Nieto Lobato, asesora del CEP Cádiz. B. Exposición contra la Homofobia diseñada por Amnistía Internacional y la Federación andaluza ARCO IRIS con fotografías realizadas por el alumnado del IES Politécnico “Jesús Marín” de Málaga. C. Exposición de materiales elaborados por los centros.

FONDO_DOCUMENTAL/COEDUCACION/PROGRAMA_CADIZ.pdf

EL VERDADERO AMOR NO TIENE GÉNERO

DÍA INTERNACIONAL DE LA NIÑA. CEIP INTELHORCE MÁLAGA

Espejo De Realidad. Violencia de Género. Adolescentes

BINTA Y LA GRAN IDEA (subtítulos en español)

martes, 6 de octubre de 2015

CARAZONY 4º B: CUENTOS COEDUCATIVOS





CARAZONY 4º B: CUENTOS COEDUCATIVOS: Pincha este enlace y veréis una colección bastante amplia de Cuentos Coeducativos para vuestr@s hij@s e incluso algunos para vosotr@s ...